Una de las cosas que más nos preocupa cuando comenzamos un tratamiento de quimioterapia, es la caída del cabello, ya que es una de las consecuencias más visibles, y por lo tanto, buscaremos soluciones fáciles y cómodas, como el uso de un turbante oncológico.

El turbante o pañuelo oncológico, nos protege del frío, y nos da personalidad, nos ayuda a sentirnos más cómodas y seguras ante nuestra nueva situación.

Son una solución, fácil, sencilla, y con la que te encontrarás genial. Es una prenda técnica, bien fabricada y diseñada para cumplir una función específica y muy importante, como es cuidar de tu cuero cabelludo.

Cómo elegir un turbante o pañuelo oncológico es una tarea mucho más fácil de lo que crees, sobre todo, si lo haces con un profesional especializado, como Rosa en Positivo. Sabemos perfectamente qué es lo más adecuado para ti, qué es lo que necesitas en cada momento, o qué es lo que mejor te queda.

Cómo debe ser ese turbante oncológico

El uso de turbante oncológico o pañuelo, es una excelente solución a la falta de cabello, para aquellas personas que no quieren llevar peluca.

Cómo elegir un turbante o pañuelo oncológico, no es una tarea difícil, pero sí muy personal,

Y por ello, es fundamental, dejarse asesorar por personal especializado, como Rosa en Positivo.

El haber pasado por la misma situación en la que te encuentras tú, ahora mismo, me hace conocer muy de cerca esta problemática, conocer cómo te encuentras, y hasta qué estás pensando.

El turbante oncológico, debe ser de tejidos naturales, algodón o fibra de bambú, ya que otros tejidos, pueden ocasionar problemas en la piel, o que no se sujeten bien.

No deben llevar costuras en el interior, así evitaremos que rocen con el cuero cabelludo, y nos produzca pequeñas heridas, nada recomendables.

Es muy importante que sean transpirables, para no llevar el sudor retenido en la cabeza, e hipoalergénicos.

Busca siempre que se adapten bien a tu cabeza, que no se mueva, ni se caiga, para que así puedas tener libertad de movimiento.

Y lo más importante, que te guste, te sientas bien, y estés cómoda y segura.

Tejidos de los turbantes para la quimio

Como ya te he comentado anteriormente, es muy importante, el tejido con el que estén confeccionados los turbantes oncológicos, ya que de esto dependerá la salud de nuestro cuero cabelludo, y nuestra comodidad.

NO nos vale cualquiera, ya que hay tejidos que pueden producir reacciones a tu cuero cabelludo sensible, puede producir rozaduras y heridas, rascar, picar, y lo más importante, puede no sujetar bien, por lo que puede caerse en cualquier momento,

La tela con la que estén confeccionados los pañuelos oncológicos, debe ser diferente a cualquier otro gorro, sombrero o gorra, que usemos habitualmente.

Serán tejidos ligeros, que se adapten bien a nuestras necesidades, y sujeten perfectamente.

El algodón y el bambú: fibras naturales

Las fibras naturales, son la opción más acertada para cualquier prenda oncológica, tanto pañuelo, turbante, gorra o sombrero.

  • El algodón es una fibra que absorbe con facilidad el sudor, y por lo tanto, es transpirable, muy fresco y cómodo.

Es muy resistente y tiene buenas propiedades higiénicas.

  • El bambú es un tejido natural termo regulable, es  decir, se adapta muy bien a la temperatura corporal. No se pasa frío, si en la calle hace frío, pero tampoco calor, si esa es la temperatura que tenemos hoy.

Es hipoalergénico, huele muy bien, y protege del sol.

Ventajas de llevar un turbante oncológico

Sin duda alguna, las ventajas de usar un turbante oncológico durante la quimioterapia, son todas, pero te explico algunas de ellas, para que veas que todo va a ir fenomenal.

  • Si usas peluca, alargarás la vida de ésta, por el uso de turbante durante los descansos en casa.
  • Te protegen del frío en invierno, y del calor en verano, ¿mejor ventaja?
  • Es una prenda muy cómoda, segura, y fácil de usar y llevar.
  • Son ligeros y transpirables, por lo que no llevarás tu cabecita mojada por el sudor, ni siquiera haciendo deporte.
  • Tu cuero cabelludo estará siempre protegido, incluso del sol.
  • No llevan costuras interiores, por lo que no te dará problemas en la piel sensible.
  • Es un accesorio moderno, bonito, y elegante. Y lo puedes encontrar en todas las formas que quieras

Y ahora sí, ¿te animas a lucir ese pedazo de turbante? Te veo.