Cuando pasas por una operación de cáncer de mama, encontrar ropa para después de una mastectomía, decidir qué ponerte después, puede parecer algo difícil, pero nada más lejos de la realidad, con un buen asesoramiento, no hay necesidad de sacrificar mi tu estilo ni mucho menos, la comodidad. Todo puede parecer más complicado, la reciente operación, con su limitación de movimiento, en un principio (con el tiempo todo se va recuperando), nos puede hacer el día a día, más complicado, pero con la ropa adecuada para después de una operación de pecho, verás que no es tan diferente como antes de la operación.

Superar algo emocional y físicamente desafiante como una mastectomía crea enormes cambios en la vida de una mujer. Salimos más fuertes y más resistentes, con una nueva conciencia de nuestros cuerpos. Inevitablemente, también hay un nuevo conjunto de consideraciones al elegir un conjunto. Una vez que te sientas cómoda con lo básico, sin lugar a duda, no hay ninguna razón por la que tu cirugía debe limitar tu colección de vestuario, o dificultar tu propio sentido del estilo.

Sufrir la pérdida de un pecho, e incluso a veces, los dos, no es plato de buen gusto para ninguna mujer,

El cáncer a veces nos hace tomar esta decisión, y la vida, nos cambia, porque seguramente, piensas que ya no serás la misma, que ya no te sentirás igual. Afortunadamente, todo cambia, todo evoluciona. Aunque las marcas de ropa, diseñadores, etc, se siguen olvidando un poquito de nosotras (es algo que reivindico constantemente, y los que me conocen, lo saben), tenemos soluciones para todo, desde ropa interior, de baño, de deporte e incluso de calle. Ropa para disimular la mastectomía, muy cómoda y muy bonita. Si te parece, te voy a hablar de todas ellas, para que puedas elegir la que más te guste o la que necesites en este momento.

¿Cómo debe ser la ropa después de una mastectomía?

Evidentemente, cómoda, eso es lo principal, porque como ya hemos hablado anteriormente, la movilidad de los brazos, tras una mastectomía, se ve limitada durante un tiempo. Por supuesto, este cambio físico no tiene que decidir en nuestro vestuario, ni siquiera en nuestro estilo. Tiene que ser una prenda que se adapte perfectamente a nosotras, y a nuestras circunstancias de ese momento. Algunos imprescindibles en este tipo de prendas:

  • Comodidad. Tenemos que estar bien siempre, y nos tiene que permitir libertad de movimiento en todo momento.
  • Tejidos naturales. Son los más adecuados para nuestra piel, que estará sensible con los tratamientos, y también para las recientes cicatrices.
  • Tirante ancho. Son los más indicados, porque así evitamos que se nos claven en el hombro, especialmente en el del brazo operado.
  • Que tengan una buena sujeción. El tirante ancho, aquí, juega un papel importante.
  • Que lleve bolsillos bilaterales. Así llevaremos con seguridad y comodidad nuestras prótesis de mama.
  • Y por supuesto, que sea bonito. Siempre bien por fuera, pero también por dentro.

Tipos de sujetador tras mastectomía

Lo más importante en un sujetador tras una matectomía, será siempre el soporte y el confort. Disponer de al menos de un par de prendas, te vendrá bien, para poder cambiarte con normalidad. Algunos de los tipos de sujetador que puedes encontrar, para disimular una mastectomía, son:

  • Sujetador con cierre frontal. Es la prenda más importante para justo después de la operación. Ésta te limita, en un principio, el movimiento, y algo tan sencillo como abrochar un sujetador en la espalda, se convierte en toda una odisea.
  • Sujetador sin aro. Puede ser que el pecho esté algo sensible, y a para ello, la mejor opción, será uno sin aro, para evitar que se “clave” en la zona donde más nos duele en ese momento.
  • Sujetador preformado. Al llevar las copas moldeadas, iguala los pechos, y disimula mucho mejor la prótesis.
  • Sujetador con cierre frontal. Es la prenda más importante para justo después de la operación. Ésta te limita, en un principio, el movimiento, y algo tan sencillo como abrochar un sujetador en la espalda, se convierte en toda una odisea.
  • Sujetador sin aro. Puede ser que el pecho esté algo sensible, y a para ello, la mejor opción, será uno sin aro, para evitar que se “clave” en la zona donde más nos duele en ese momento.
  • Sujetador preformado. Al llevar las copas moldeadas, iguala los pechos, y disimula mucho mejor la prótesis.

¿Qué tejidos son los más recomendables?

Seleccionar la ropa para después de una operación de pecho, es muy importante, ya no solo por la intervención, también por los posibles tratamientos que tengas que llevar después, y que te dejarán la piel más sensible. Lo más adecuado, es optar por tejidos naturales, tanto en el sujetador como en la ropa de calle o para ir a dormir. Alguno de ellos son:

  • Algodón. Es absorbente, suave, transpirable y duradero.
  • Bambú. Muy absorbente, protectora de la luz solar, transpirable, lleva una factor que elimina los malos olores, termo regulable. Muy suave y resistente al agua.
  • Cachemira. Transpirable y resistencia al lavado de altas temperaturas. Absorbente y suave para la piel.
  • Lino. Ligero, fresco, protege del sol, aislante y termo regulable. Muy absorbente y neutraliza olores.
  • Seda. Suave, buena absorción, hipoalergénica y no resbala.

¿Qué prendas encuentro para disimular una mastectomía?

Afortunadamente para nosotras, está todo inventado, y si no, como digo yo, lo buscamos o lo hacemos, ¿no te parece? Encontrar ropa para después de una operación de pecho puede parecer algo difícil, pero si te asesoras bien por las personas adecuadas, verás que todo es mucho más fácil de lo que parece. ¿Por qué? Porque sí, porque ya hay de todo, y que nadie te diga lo contrario.

Ya hemos hablado del sujetador, prenda imprescindible tras una mastectomía, pero ya en el mercado, tienes muchas más prendas, que te harán tu día a día, mucho más fácil.

Si eres una asidua a la natación, o quieres ir a la playa o piscina, como si nada, tenemos el bañador para después de la mastectomía, mas bonito que puedas imaginar. O si eres de bikini, también los tienes, perfectamente adaptados. Llevan sus bolsillos bilaterales, para que puedas meter tu prótesis con toda comodidad y seguridad, porque no se mueven nada en absoluto. La mayoría, presentan un escote un poquito alto, para proteger y disimular, esas cicatrices de la operación de pecho que nos suele quedar (la del ganglio centinela, sobre todo). Suelen tener el tirante ancho, para no hacer daño en el lado del brazo operado, y también, la mayoría, son regulables. Todo depende ya de cada modelo, porque los tenéis de todas las formas y colores. Y los tejidos, por supuesto, siempre muy suaves.

Para salir a la calle, existen unas alternativas de camisetas adaptadas, muy molonas, para todos los momentos del día. Desde elegantes para alguna ocasión especial, a básicas que puedes usar en verano e invierno. Y tu dirás, ¿cómo son esas camisetas?. Llevan el sujetador cosido a ella, por lo que ya, de entrada, es una ventaja, porque te olvidas completamente de él, y de la incomodidad que puede suponer, especialmente en los que no llevan tirantes y a veces se nos van cayendo, ¿verdad?. Por supuesto, este sujetador, siempre llevará tus bolsillos laterales para que puedas llevar con tranquilidad y comodidad tu prótesis de mama. Son fantásticas. ¡a mi me encantan!

Si quieres saber más, puedes visitar nuestra web, y ver todas estas opciones de las que te he hablado. ¡Verás que bien te sientan!