Pasar por una mastectomía, perder un pecho, o parte de él, es una situación difícil para cualquier mujer, y decidir qué prótesis vas a usar tras tu cáncer de mama, también.

Recuperar y mantener nuestra identidad, nuestro físico, de la forma más natural posible, y sin otra intervención quirúrgica.

No todo el mundo puede optar de nuevo, a ese otro tipo de operación, o simplemente, no quieren volver de nuevo a quirófano.

Tras una mastectomía sin reconstrucción mamaria, las prótesis de mama externas nos ayudarán a mantener la forma natural de pecho y, también, muy importante, la simetría corporal.

¿Qué es una mastectomía?

La mastectomía es una cirugía que extirpa el seno de forma completa o parcial, como una forma de tratar o prevenir el cáncer de mama.

Para las mujeres con cáncer de mama en estadio temprano, la mastectomía puede ser una opción de tratamiento. La cirugía de conservación de la mama (tumorectomía), en la que se extirpa solamente el tumor, es otra opción.

Ambos procedimientos son igual de eficaces para prevenir la reaparición del cáncer de mama. Sin embargo, la tumorectomía no es una opción para todas las personas que tienen cáncer de mama, y otras prefieren someterse a una mastectomía. Decidir entre practicar una mastectomía y una tumorectomía puede resultar difícil.

Las técnicas más nuevas de mastectomía pueden preservar la piel de la mama y permiten que ésta, quede con una apariencia más natural después del procedimiento.

Este procedimiento también se conoce como «mastectomía con conservación de piel».

pechos-después-de-mastectomía

La cirugía para restablecer la forma de la mama, denominada reconstrucción mamaria, se puede realizar al mismo momento que la mastectomía o durante una segunda operación en una fecha posterior.

¿Cuántos tipos de mastectomía existe?

Podemos hablar de diferentes procedimientos de mastectomía, dependiendo del tipo de tumor, o si éste, está extendido o no, y en cómo lo está.

Mastectomía total: Cuando se extirpa el tejido mamario y el pezón. 

Mastectomía radical modificada: Es la extirpación del seno, la mayoría de los ganglios linfáticos axilares y, con frecuencia, la membrana que recubre los músculos del pecho.

Lumpectomía: Es la extirpación del tumor, y también, algo del tejido sano alrededor de éste.

¿Qué son las prótesis externas?

Ante una extirpación del pecho, de forma total o parcial, una de las posibilidades de “recuperar” el pecho, será la reconstrucción.

Será una decisión importante, ya que supone, volver a entrar en quirófano, aunque ahora, ya muchas de ellas, se hace en el mismo momento en el que se quita, por lo que se evita a la paciente, a someterse a una nueva intervención, y también a pasar de nuevo, por el proceso de recuperación.

Cierto es que, no siempre es posible, dependerá de las circunstancias de cada una de ellas, y también puede darse el caso, de que la propia paciente, no desee volver a entrar en quirófano, y prefiera quedarse como está.

Una de las soluciones, práctica, sencilla, indolora, y que se adaptará perfectamente a sus circunstancias, será el uso de una prótesis externa.

protesis aire

La prótesis externa es una producto sanitario que requiere una elaboración y/o adaptación individualizada, ya que tiene tallas y formas diferentes, dependiendo de la necesidad concreta (pecho completo o parcial), y que no precisa de implantación quirúrgica en la paciente.

Ésta ayuda a mantener la forma natural del pecho, y algo muy importante, y de lo que nos olvidamos normalmente, la simetría corporal.

¿Cómo es una prótesis de mama?

Podemos encontrar diferentes prótesis para el cáncer de mama, adaptadas todas ellas a nuestras necesidades.

Prótesis para pecho completo, parcial, con más geles en su interior, para dar más naturalidad, más ligeras. Prótesis de aire, de agua.

Tienen el aspecto y la textura, de un pecho natural, por lo que nadie notará nada de que ha pasado por una cirugía mamaria.

Todas ellas tienen una misión concreta, pero la más común, será siempre la de hacernos sentir cómodas, seguras, y sobre todo, femeninas.

Modelos de prótesis de mama

Como ya te he comentado, todo dependerá de las circunstancias, pero ahora mismo, sea la que sea la tuya, no te preocupes, porque tienes la solución perfecta.

Para el día a día, buscaremos ese modelo que mejor se adapte a ti, en tamaño y forma, dependiendo si es una mastectomía total o parcial

protesis normal 1

La prótesis de aire, es la más ligera que encontramos en estos momentos en el mercado. Se ajustan de forma muy cómoda, y acumula menos calor y sudoración debajo de ésta.

protesis aire 2

Se ajusta con precisión, gracias a la tecnología de cámara de aire integrada, incluso en el caso de fluctuaciones de peso o hinchazón por linfedema. Es flexible y adaptable. Es una prótesis que presenta un peso reducido. Es más ligera entre un 25% y un 40%

La prótesis parcial compensan la ausencia de mama, ajustándose a l forma natural del pecho operado, y llenando la copa del sujetador, para conseguir una silueta simétrica. Previenen tensiones, y a la vez, alivian posturas y desequilibrios musculares.

protesis parcial 3

La prótesis de agua, es de silicona transparente y está diseñada para realizar deportes acuáticos, o simplemente, bañarte en la playa o piscina.

Es de color transparente, y la parte posterior, está estructura de forma que permite la salida de agua y de aire, sin que se acumule en la zona del pecho. Su uso, ayudará a alargar la vida de tu otra prótesis, ya que al no estar en contacto con el agua, no se estropeará tanto.

Uso de las prótesis en tu día a día

El uso de este tipo de prótesis, es externo, y es muy sencillo.

Se colocan siempre en el bolsillo interior, del sujetador adaptado. Este tipo de sujetadores, están confeccionados especialmente para ello, y hace que nos sintamos cómodas y seguras, ya que las prótesis, no se mueven ni se caen.

Y no sólo en nuestro sujetador habitual, también en nuestro bañador o bikini adaptado, con las mismas características de los sujetadores (bolsillos interiores), por lo que podrás nadar tranquila, y disfrutar de la piscina y el mar, con toda la normalidad del mundo.

Si lo que te gusta es hacer deporte, no dejes que el uso de una prótesis de mama externa, te detenga, ya que con los sujetadores deportivos adaptados, podrás disfrutar de tu actividad favorita.

Elegir la prótesis de mama externa que se adapte a nuestras necesidades, será una labor importante.

En Rosa en Positivo, encontrarás esa que mejor se adapte a ti. Puedes consultarnos siempre en hola@rosaenpositivo.es, y te detallaremos cuál es tu talla y modelo ideal.

Y recuerda, las prótesis de mama externas, estás subvencionadas por la Seguridad Social. Si quieres saber cómo puedes solicitarlo, escríbeme a hola@rosaenpositivo.es y te cuento, paso a paso a seguir, para conseguir esta ayuda.